Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en AboutMeWidget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/pastoilustrado/pastoilustrado.com/wp-includes/functions.php on line 3766

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en AdsenseWidget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/pastoilustrado/pastoilustrado.com/wp-includes/functions.php on line 3766

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en AdvWidget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/pastoilustrado/pastoilustrado.com/wp-includes/functions.php on line 3766

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en ETTabbedWidget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/pastoilustrado/pastoilustrado.com/wp-includes/functions.php on line 3766

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en EtTopAuthorsWidget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/pastoilustrado/pastoilustrado.com/wp-includes/functions.php on line 3766

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en EtRecentFromWidget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/pastoilustrado/pastoilustrado.com/wp-includes/functions.php on line 3766

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en ETCenteredAdWidget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/pastoilustrado/pastoilustrado.com/wp-includes/functions.php on line 3766

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en EtRecentVideosWidget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/pastoilustrado/pastoilustrado.com/wp-includes/functions.php on line 3766

Warning: curl_exec() has been disabled for security reasons in /home/pastoilustrado/pastoilustrado.com/wp-includes/Requests/Transport/cURL.php on line 162
Reflexión y debate sobre el afiche del Carnaval | Pasto Ilustrado

Reflexión y debate sobre el afiche del Carnaval

juli

Ilustración: Julián Ponce

Por: Kelly David López

@kelly_david

Año tras año he seguido, desde la academia, la elección del afiche que tiene como objetivo representar el Carnaval de Negros y Blancos de nuestra ciudad. Siempre he mantenido una profunda ilusión respecto a que se logre una imagen representativa de la identidad del evento más importante del año a un nivel sociocultural y, en ese sentido, algunas veces, al reflexionar desde mis clases de Identidad Corporativa, discutimos, conjuntamente con los estudiantes, el cómo y por qué se han elegido algunas propuestas y otras simplemente se descartan. Tengo algunas conclusiones personales, que he analizado y confirmado, y advierto que no se trata tan sólo de una crítica apasionada; únicamente fijo una posición personal frente al tratamiento de la imagen y a la reacción del público, que ese concurso ha generado.

Como diseñadores, es posible que reiteradamente generemos un estado de discusión frente al resultado en un concurso referente a cualquier pieza comunicacional, contando desde un aviso comercial, un spot y, en sí, todo material visual. Por la misma naturaleza del crítico que llevamos dentro y por ser una ciudad pequeña, donde los concursos son limitados, luego hacerse visible es una opción válida por estos medios; sin embargo, la polémica que se genera por el resultado de una convocatoria es bastante impactante. Confieso que hace unos años formaba parte de ese círculo de opiniones y me sorprende a mí misma el haber juzgado las capacidades de un diseñador, un artista o un comunicador, a los que no conocía y mucho menos tenía noticias sobre su trabajo, llegando, desde lo virtual, a un enfrentamiento de carácter absurdo, que, como en la mayoría de discusiones y lamentos en Facebook, Twitter y demás redes sociales, resulta infructuoso en el sentido de encontrar y plantear una probable solución comunicacional a nivel visual, aunque a muchos les sirve de consuelo pues estiman que la crítica en diseño es necesaria, pero en ningún caso destructiva. La crítica debería ser totalmente propositiva y reconstructiva.

Año tras año, algunos excelentes diseñadores gráficos profesionales no se presentan a las convocatorias relacionadas con el afiche del carnaval, y no necesariamente porque el premio sea «malo», sino por el temor a que les reprochen y los sentencien durante un par de semanas, a convertirse en el blanco fácil de las redes sociales y, tampoco, defendiendo a CORPOCARNAVAL en su amable intención; y esto sin contar a los jurados, respecto a los que, más adelante, justificaré que, en la mayoría de los casos, son la falencia, sin descartar los egos de diseñadores y diseñadoras que suelen creer que tienen la propuesta ideal y única, pero que, al no resultar vencedores en el concurso, despachan su furia contra el ganador.

 

Si preguntáramos a la gente qué les parece el afiche del carnaval, y la pregunta la extendiéramos a otros profesionales, amas de casa, artesanos o cualquier persona, que no hacen parte de esta festividad como actores sino como observadores, la gran mayoría hipotéticamente respondería que «les gusta», se identifican con la paleta de color, la representación del volcán Galeras, las máscaras de carnaval, entre otras representaciones icónicas. Las opiniones son realmente válidas y encajan en lo esperado por la mayoría de espectadores que haya vivido el carnaval; entonces, como consecuencia predictible, no deberíamos maltratarnos castigando al ganador o ganadora del afiche para el evento; la identidad del carnaval está ganada, posicionada, es intangible y se contagia con el hecho de vivir la fiesta y disfrutar del juego, lo que se siente cuando suenan los bombos, las zampoñas, las quenas, cuando se observa la primera pintica y el juego compartido, esa justa experiencia es la que desborda las emociones y hace parte sustancial de la identidad de nuestro carnaval.

 

Mientras un concurso de afiches no plantee un objetivo contundente, mientras no se establezcan reglas claras y parámetros definitivos que busquen una alta calidad en la consecución del concepto de comunicación, de contexto y, finalmente, de un lenguaje gráfico efectivo, año tras año se seguirá cayendo en el mismo traspié, pues se desestima lo que Norberto Chaves menciona en el libro de Identidad Argentina: “La identidad no es más que una lista de rasgos recurrentes, tenaces, inmodificables, que trasmiten involuntariamente de generación en generación y trascienden las fronteras de la clase social. Un menú que articula, en el espacio y en el tiempo, el “Nosotros”.  Plantear un brief claro, por un profesional en comunicación, permitirá concertar una adecuada dirección de quien o quienes tienen la capacidad de responder a esa solicitud, para atender a una cabal identidad plasmada en un afiche, un logo o una marca y, en esta forma, evidenciar que no cualquier persona está capacitada para responder a un encargo de diseño que respondiese a unos signos identificadores. ¿Cómo hacer entender al público que no basta con que sea “bonito” o se destaque por la técnica y lo laborioso de la propuesta?  Desarrollar identidad es un compromiso que integra etapas desde la formulación, la elección, hasta la misma gestión de la imagen.

 

Para diferenciar nuestro carnaval se necesita fortalecer una identidad colectiva y recordar que debe mostrar, en todos los procesos que comunican, lo que es nuestra fiesta tradicional; en este caso, lo ideal sería que la gestión de la identidad de nuestro carnaval llegara a ser un proyecto serio y meticuloso, que cuente con la participación de profesionales idóneos de la región. Los profesionales con maestrías y estudios de comunicación de alto nivel (aunque suene crudo) establecerían la definición de una identidad definitiva. Actualmente, no es un proceso democrático, no gana la que más votos tuviera, gana la propuesta que cumpla los parámetros íntegramente y, si en dicho concurso no llegan a satisfacerse, se debe declarar desierto, para posteriormente contratar o licitar para que se enmarque en el desarrollo de una identidad reflejada en un afiche completo.

 

Editor de texto: Willian Obando

 

Author: Pasto Ilustrado

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *